He lanzado este sitio web para ayudar un poco a llenar el vacío metodológico que existe cuando se trata de este baile, que curiosamente es el más bailado en Cuba, pero se encuentra muy poco documentado desde el punto de vista de metodología de enseñanza.

El casino no forma parte del programa de enseñanza de ninguna de las instituciones cubanas de baile más prestigiosas (ENA, ISA, etc). La formación pedagógica cuando se trata del casino, queda por parte de aquel individuo que lo investigue y lo sepa articular. No es implementada por ninguna institución oficial. Esto crea la peculiar y paradójica situación real que un graduado de escuela de bailes no necesariamente sea buen casinero. Un graduado de escuelas de baile en Cuba emerge con cualidades danzarias excepcionales, pero en materia de enseñanza del casino, dicha persona no posee calificación especial para enseñarlo porque el baile no está institucionalizado, ni autoridad de opinión sobre el tema porque no lo estudió como materia en la escuela. Sin embargo, mucho podrían contribuir al Casino aquellos egresados de escuelas de danza que con detenimiento analicen al baile y lo reproduzcan conservando los códigos creados por el pueblo, pues poseen aptitudes para la danza y dominio de ciertos conceptos (como por ejemplo, provenientes del Son, que sí se aprende en nuestras instituciones de danza).

El casino necesita de una metodología accesible a todos los cubanos, para poderlo diseminar apropiadamente y de forma tal que lo que se enseñe a las nuevas generaciones y a otras personas por el mundo, verdaderamente reproduzca la manera en que lo ejecuta el pueblo de Cuba al bailarlo. Esa metodología debe ser concisa, asequible y sencilla. Debe ofrecer una guía general para la ejecución del baile, claramente delineando los rasgos distintivos inviolables y al mismo tiempo permitir espacio para la expresión individual y las idiosincrasias. Sería horroroso si todos bailáramos el Casino de manera idéntica, pues esto implicaría la pérdida de riqueza y diversidad en el baile, pero peor aún sería si dejáramos de bailar al Casino como Casino, ya que esto implicaría la pérdida de nuestra identidad.

Uno de los objetivos de Casino Tradicional en materia de enseñanza es, por ejemplo, el llamar la atención hacia la reincorporación de un elemento distintivo, versátil y artísticamente hermoso: el marcaje adelante. Vale aclarar que el marcaje atrás es una forma legítima de bailarse el Casino, pero que corresponde a la etapa inicial de la creación del baile (finales de los 50, década del 60). Casino Tradicional aboga por la propagación de la variante más evolucionada del Casino, la cual se caracteriza por una técnica más depurada representada por el marcaje adelante (con todas las posibilidades que ofrece en disímiles figuras), los giros no estáticos y la inclusión de figuras de ejecución avanzada. Repito, aunque es cierto que en sus principios se bailó marcando atrás, el Casino evolucionó de esa fase incipiente y desarrolló el marcaje adelante, el cual posee ventajas tanto estéticas como prácticas que son innegables. Casino Tradicional ofrecerá material visual, instructivo y didáctico que le ayudará a comprender por qué representa un modelo práctico y deseable para el aprendizaje de este baile.

A través de mi canal YouTube estoy poniendo a su disposición, gratuitamente, algunos materiales instructivos que espero sirvan no solamente de guía para bailar el Casino Tradicional, sino que también contribuyan a comenzar un debate sano, constructivo y respetuoso sobre la ejecución del baile.